5 Señales que estás en Piloto Automático

La meditación es una práctica ancestral que lleva más de 3.000 años en el mundo. De hecho, el yoga fue declarado patrimonio inmaterial de la humanidad por sus comprobados beneficios. Uno de sus principales maestros y exponentes, Buddha. Este lo que proponía era salir de ese círculo de deseo-apego-sufrimiento. Y sí entendemos un poco su filosofía. Lo que buscaba era sacarnos de esa vida en “Piloto Automático”.

Sabemos que el gran aporte del Mindfulness es acercar toda la filosofía oriental a occidente y liberarla de cualquier creencia religiosa. Hacer de la meditación una práctica habitual y al alcance de cualquiera, en cualquier parte del mundo. En términos de Mindfulness y del público en general, “Salir del Piloto Automático”.

Para poder salir del Piloto Automático tendríamos primero que tener claro qué es estar en Piloto Automático por eso hoy queremos compartir 5 señales de quienes se encuentran en Piloto Automático.

1. Comen muy rápido. Las personas que viven en Piloto Automático, Renuncian a saborear y degustar. Terminan sus alimentos antes que todo el mundo. Parece que estuvieran en una competencia ¿Quién acaba primero?. Se pierden toda la oportunidad de diferenciar sabores, colores, texturas y olores. Muchas veces estas personas a los pocos minutos, ni recuerdan qué comieron.

2. Se accidentan con mucha frecuencia. Las personas con las características de Piloto Automático viven desatentas. Generalmente están evadidos de su presente. Tienen su atención secuestrada en el futuro o en el pasado. Por tanto, dejan de atender lo que está sucediendo o aconteciendo frente a sus narices. De esta forma, accidentan su auto frecuentemente, se caen y sufren pequeños accidentes constantemente

3. Sonríen poco. A menudo, los ves muy serios y distraídos. Realmente lo que pasa con ellos es que tienen su atención fija en la ansiedad por el futuro o en la culpa del pasado. Es poco probable que sonrían, si no están atentos a conectar con los demás y con su presente. Cuando estás presente disfrutas todo lo que sucede frente a ti, estás más relajado y dispuesto a entregar una sonrisa.

4. Padecen enfermedades crónicas. Esas enfermedades que los médicos atacan con muchos medicamentos pero que persisten con el tiempo como alergias, acné, estreñimiento, gastritis, colon irritable, dolor de espalda, migrañas, etc. Las personas en Piloto Automático, no están atentas a su cuerpo y a sus reacciones. Por tanto, se niegan la posibilidad de estar presentes y observar su cuerpo. No están atentos a escuchar y interpretar los mensajes que este les quiere brindar.

5. Malos escuchas. Las personas que viven en Piloto Automático son malos escuchas. Generalmente sus parejas, hijos, colaboradores y en general se quejan y les dicen que requieren más atención. Con frecuencia ante la queja de “Por favor préstame atención” ellos responden: “No te preocupes que yo estoy viendo el programa de TV pero te estoy escuchando lo que me dices”. Una buena escucha es una de las principales herramientas de una vida consciente. Así que no renuncies a ella. La escucha es más que un fenómeno físico que implica el sonido, es una enorme posibilidad de conexión con el otro, ya que escuchamos no solo con los oídos sino con el resto de sentidos.

A veces vamos por la vida tropezando con nosotros mismos, con las cosas y con las personas. Estas son excelentes oportunidades para hacer un alto en el camino y observar que “la película frente a nosotros” nos la estamos perdiendo. Que necesitamos recuperar la sal de la vida. Y esto solo se consigue si recuperamos nuestra atención y presencia.

El Mindfulness, Consciencia Plena o Atención Plena nos ayuda a recuperar la atención. Entrenamos nuestra mente para que no se escape. Para que esté presente y nos permita disfrutar un estilo de vida más rico y plagado de experiencias.

Para terminar, un hermoso poema de Michel de Montaigne para que lo lleves a la práctica

“Cuando bailo, bailo.
Cuando duermo, duermo.
Y cuando camino por un bosque,
si mi pensamiento se distrae hacia asuntos distantes,
lo conduzco de nuevo al camino,
a la belleza de mi soledad.”

Cuéntanos ¿identificas alguna de estas señales? ¿Crees que vives en Piloto Automático? Comparte tu experiencia en la caja de comentarios.

Hasta pronto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *