7 Secretos para una vida en plenitud y armonía

La meditación y el estilo de vida Mindfulness (Ver 7 Pasos para un estilo de vida Mindfulness) se ha convertido en una senda que muchos en el mundo están tomando. Es una forma de estar en el mundo. Con el Mindfulness en sus vidas, muchos manifiestan haber tenido enormes progresos. Los seguidores de este estilo de vida manifiestan innumerables ventajas y beneficios. Desde el punto de vista psicológico, mental, físico y espiritual.

Desde que Jon Kabat Zinn médico de la Universidad de Massachucetts acuñó este nombre Mindfulness para definir la Atención Plena o Consciencia Plena. Se han establecido unos principios sobre los que se fundamenta este entrenamiento:

 

  1. No Juicio. Decía Epicteto-filósofo griego decía “No nos afecta lo que nos sucede, sino lo que nos decimos acerca de lo que nos sucede”. El juicio afecta la experiencia. Todo se hace más fácil o difícil en la medida que mentalmente nos resistimos a ello con nuestro juicio. Si nos liberamos del juicio, nos entregamos a la experiencia y todo fluye naturalmente.

 

  1. Aceptación. La persona que se entrena en Mindfulness empieza a valorar la experiencia por encima del juicio. De esta manera empiezan emerge de manera natural, la capacidad de resiliencia. La persona está preparada para entregarse a la vida y dejarse sorprender por el aprendizaje. Incorporar este principio en la vida es una paso firme y certero para enfrentar la adversidad.

 

  1. No esfuerzo. “A fuerza ni los zapatos entran” decían los abuelos. Este principio se relaciona con no forzar, diferente de “No hacer nada”. Es permitir que lo que tiene que ser sea. Entender que hay aprendizajes que tenemos que alcanzar y que por más que nos esforcemos los tendremos que experimentar.

 

  1. Mente de principiante. Mediante el entrenamiento en Meditación y Mindfulness nos entrenamos y recuperamos la capacidad de asombro. Respiramos y buscamos soltar creencias, pensamientos, pautas que nos vienen limitando desde nuestra infancia. Estamos llenos de ideas preconcebidas que nos limitan. Con una mente más libre como la de los niños, podemos restaurar nuestra vida y propósitos.

 

  1. Soltar. Cuando meditamos soltamos pensamientos, tensión física y emocional. Nuestra mente está llena de juicios, ideas y mucho bombardeo cognitivo del ambiente que es urgente soltar. A través de la meditación de atención consciente en el cuerpo y la respiración, conseguimos abrir nuestra consciencia para conectar con nuestros más auténticos propósitos. Solamente soltando el pasado podemos atrapar el presente.

 

  1. Paciencia. La ciencia de la paz. Se convierte es un fundamento importante del entrenamiento Mindfulness. Llevamos años de hacer, producir y conseguir. Nos hemos criado en un paradigma “Pienso luego existo”. Nuestra mente no para y de un día para otro, no podemos pretender que nuestra mente vaya a cambiar. Debemos trabajar con amor, paciencia, dedicación para lograr reposar y serenar nuestra mente.

 

  1. Confianza. Este principio último de gran importancia porque se va construyendo poco a poco con el entrenamiento. La libertad que se empieza a experimentar llena de confianza al alumno. Confianza en sí mismo de que es capaz de recuperar el disfrute de su realidad. Confianza de que poco a poco construye los recursos suficientes para enfrentar su presente con amor y libertad.

 

¿Te gustaría entrenar una mente más libre, más ecuánime, saludable y feliz? (Ver ¿Quieres mejorar tu salud? Practica Mindfulness) Déjanos tus comentarios, nos encantaría saber tu opinión al respecto.

 

Hasta pronto.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *