¿El perfeccionismo te está enfermando?

Según estudios de la Universidad de Brock en Canadá las personas perfeccionistas son más vulnerables a las enfermedades llamadas mente-cuerpo. Estudiaron la relación existente entre salud física y perfeccionismo. Tomaron 500 personas en edades entre los 24 y 35 años con las características mencionadas.

Pudieron establecer que las personas perfeccionistas son más propensas a sufrir de ansiedad, depresión, insomnio, dolores musculares, fatiga crónica y fibromialgia.

Desde la perspectiva psicológica y de salud mental, los expertos encuentran un hilo conductor muy importante, la autocrítica. Las personas perfeccionistas son unos jueces implacables con ellos mismos creen que nunca hacen las cosas lo suficientemente bien.

Los perfeccionistas tienen un diálogo interno cruel y de hiperexigencia. Esta forma de relación con ellos mismos les genera ansiedad, estrés y decepción caldo de cultivo para muchas enfermedades física y mentales.

En el mundo del Mindfulness consideramos que el mejor antídoto contra el perfeccionismo, la hiperexigencia y la autocrítica es la compasión. Se trata de ir cambiando nuestro punto de vista y foco de atención. Salir de la mente que juzga y llegar al corazón que ama y comprende.

La psicóloga Kristine Neff Profesora adjunta de Desarrollo Humano en la Universidad de Texas en Austin. Pionera en establecer la autocompasión como campo de estudio dice: “”A diferencia de la autocrítica, que pregunta, si eres lo suficientemente bueno, la compasión te pregunta qué es bueno para ti. La compasión hacia uno mismo conecta con el deseo interior de estar sano y feliz”.

 

De mentalidad fija a mentalidad de crecimiento

Otro aporte valioso a este tema, lo hace Carol Dweck autora del Secreto del Éxito. La doctora Dweck afirma que las personas perfeccionistas y autocríticas tiene generalmente una mentalidad fija en lugar de una mentalidad de crecimiento. En su mente está impresa la ficción que no tendrán más oportunidades de revertir un error o fracaso.

Las personas con el perfil psicológico de perfeccionismo deben trabajar ese diálogo interno y convertirlo en un diálogo más compasivo que parta de la base que somos frágiles, imperfectos pero a la vez muy capaces de sortear los mayores retos que la vida nos propone.

Para seguir mencionando a Carol Dweck, la personas perfeccionistas debieran trabajar en cambiar hacia una mentalidad de crecimiento donde el aprendizaje sea altamente valorado.

“Cuando amas aprender, los errores pueden ser facinantes” Carol Dweck.

7 Tips para un perfeccionista

El entrenamiento en Mindfulness se convierte en una potente herramienta de cambio para abonar el terreno hacia la transformación:

1. Practique Meditación Mindfulness La meditación Mindfulness tienes reconocidos beneficios. Si careces de tiempo aquí te dejamos una corta meditación para que empieces tu experiencia Mindfulness (Meditación para personas ocupadas)

2.  Utilice durante el día la herramienta del STOP. S de parar (en inglés, stop), T de tomar un respiro, O de observar y P de proseguir. Así puede empezar a bajar su acelere y empezar a experimentar lo que es tener un día Mindful. (10 Tips para tener un día en Modo Mindfulness)

3. Aprenda de su respiración. Dice Dan Brulé en su libro Respira la vida que hay momentos para ser consciente de la respiración y otros para respirar con consciencia. La respiración es la principal herramienta para controlar su sistema nervioso y por tanto la ansiedad.

4. Cambie su diálogo interno. Cuando perciba que ha empezado a conseguir serenidad, trate de cambiar ese diálogo tan exigente y cruel consigo mismo donde aparecen frases como: “Soy muy torpe” “Lo hubiera podido hacer mejor” y reemplácelas por “Hice lo mejor que pude y en una próxima oportunidad puedo hacerlo mejor.

5. Valore los errores, valore el fracaso.  Los errores son grandes oportunidades de aprendizaje. Si usted se trata con compasión es más fácil lograr la transformación, que si se auto-maltrata.

6. Recuente sus aprendizajes. Cada noche antes de ir a dormir.  apunte el principal aprendizaje que le deja ese día.

7. Tómese la vida menos en serio. Disfrute más, relájese más, acumule momentos de ocio. Se los merece. Decía Charles Chaplin “ La vida de cerca es una tragedia y si la miras de lejos es una comedia”..

¿Cómo te ves, cómo un ser compasivo y amoroso contigo mismo o perfeccionista e hiperexigente? Si tienes alguna inquietud o quieres compartir tu punto de vista con nosotros, escribe en los comentarios y estaremos encantados de responderte.

Hasta pronto

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *