Mindfulness, un método efectivo para gestionar tus emociones.

Cuando tenemos emociones expansivas como lo es la alegría, queremos vivirlas al máximo y quisiéramos que nunca acabasen. Pero, cuando vienen emociones contractivas como la tristeza escuchamos sugerencias como: “Olvídate de ellos”, “Vete de viaje” “Sal de compras” y muchas más.

Frente a las emociones fuertes, no queremos darle la cara . Sin embargo, cada una de ellas nos enseñan aquello que tenemos que atender. Son el mapa del tesoro. Nuestro propio tesoro que está por descubrir. Debemos ser valientes para decidirnos a dejar pasar a la emoción, identificarla, llamarla por su nombre, sentirla, escuchar su mensaje y dejarla partir.

Cuando le damos lugar a la meditación,  aprendemos y experimentamos a través de nuestro propio cuerpo y de sus sensaciones, que todo es temporal. Observamos sin juicio, sin avidez, ni aversión. Simplemente cada sentimiento y emoción tienen un lugar que debemos reconocer para encontrar las pautas para avanzar en la transformación.

Las emociones, como una casa de huéspedes

Es bien sabido como el estado emocional de los seres humanos origina más del 80% de las enfermedades que padecemos. Hemos escuchado enfermedades como el “Síndrome del corazón roto” pueden llevar a la muerte a personas que estaban completamente saludable por cuenta de una honda pérdida como la muerte de un cónyuge, hijo o alguien muy querido

La casa de huéspedes es un hermoso poema de Rumi que nos desde la poesía nos permite acercarnos al trabajo de aceptación y de gestión emocional que desde el Mindfulness promovemos. Aprender a aceptar nuestras emociones y a escuchar su mensaje es el ejercicio más efectivo y liberador que podemos realizar.

El ser humano es una casa de huéspedes.

Cada mañana un nuevo recién llegado.

Una alegría, una tristeza, una maldad

Cierta conciencia momentánea llega

Como un visitante inesperado.

¡Dales la bienvenida y recíbelos a todos!

Incluso si fueran una muchedumbre de lamentos,

Que vacían tu casa con violencia

Aún así, trata a cada huésped con honor

Puede estar creándote el espacio

Para un nuevo deleite

Al pensamiento oscuro, a la vergüenza, a la malicia,

Recíbelos en la puerta riendo

E invítalos a entrar

Sé agradecido con quien quiera que venga

Porque cada uno ha sido enviado

Como un guía del más allá.

¿Crees que tu estado emocional afecta tu salud? ¿Cómo lidias con las emociones fuertes y contractivas? Nos encantaría conocer tu punto de vista. Déjanos tus comentarios.

Hasta pronto

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *